Aviso Legal E-mail  
 
 
Algunos Consejos para Favorecer el Éxito Escolar
El éxito escolar no solo depende del colegio. El papel educativo del centro es indiscutible, pero la educación integral no se consigue por el simple hecho de ir al colegio de mayor o menor calidad. El aprendizaje y adquisición de conocimientos por parte de nuestros niñ@s es una parcela de la educación que los padres/madres delegan, con cierta frecuencia al profesorado. Sin embargo, la familia es altamente responsable del desarrollo adecuado de actitudes, valores y hábitos que posibilitarán a los niños un éxito académico completo. Por tanto:
Ayude al profesor a conocer a sus hij@s, hábleles de sus intereses y dificultades, de sus preocupaciones, de sus expectativas.
Colabore con el colegio. Entendemos que esto es una sociedad, donde el objetivo es que los niñ@s tengan éxito en la educación.
Comuniqúese con el tutor de su hij@, asistiendo a las tutorías. Deben hacer un esfuerzo continuo para mantener el contacto con el profesorado.
Ayude a sus hij@s a organizarse: utilizar agenda escolar, mirar horarios,....
Todos los estudiantes pueden mejorar su rendimiento escolar, nunca es demasiado tarde o temprano y la familia puede contribuir a ello trabajando conjuntamente con su hij@. La base de esta mejora está en establecer un lugar y horario de estudio adecuado, en facilitarles unas técnicas de estudio básicas, en estimularles adecuadamente para que mantengan la motivación suficiente para alcanzar buenos resultados y en fomentar la lectura. Podemos actuar en estos aspectos que afectan directamente al aprendizaje, teniendo siempre presente que este es un proceso que requiere constancia y que, de lo que se trata es de que nuestros niños alcancen una autonomía de aprendizaje que les permita enfrentarse con éxito a sus estudios.
El propio estado físico y emocional. El cansancio, la ansiedad y los problemas personales influyen negativamente en la concentración y motivación. Es necesario que la familia conozca en que situación se encuentra su hij@ si su interés por el estudio decae de forma anómala, actuar en consecuencia.
La capacidad intelectual no puede llagar a suplir la constancia y el hábito de trabajo, que requiere cualquier aprendizaje, sobre todo escolar, es decir el trabajo y la constancia está por encima de la inteligencia.
 
 
 
 
 
 
© C.E.I.P. Las Torres 2012. Todos los derechos reservados design by www.md-design.es